—Actualmente, no existe una cura para la enfermedad de Parkinson, aunque si disponemos de una serie de medicamentos que alivian los síntomas de la enfermedad, pero no son curativos ni evitan su progresión. También la cirugía puede ayudar a aliviar dramáticamente los síntomas.

El objetivo del tratamiento es reducir la velocidad de progresión de la enfermedad, controlar los síntomas y los efectos secundarios derivados de los fármacos que se usan para combatirla.

—Tratamiento farmacológico en la enfermedad de Parkinson

—En las primeras etapas, cuando los síntomas son leves, se utilizan los fármacos menos potentes, como los anticolinérgicos; mientras que para los casos severos y avanzados se utiliza la levodopa, el fármaco más potente hasta el momento para el tratamiento de esta enfermedad.

—Hay tres categorías de medicamentos: